Cris

Con lluvia cuenta el doble

Hoy es miércoles, y ya sabéis lo que toca los miércoles. Entrenamiento en Tigers Running Club.

Entrenar maratón está siendo duro, cansado, estresante… Yo además sigo preocupada por mi cintilla, no termino de recuperarla bien. Pero os juro que merece la pena todo este esfuerzo.

Este es, sin duda, el mes más duro. Pero tengo una ilusión tremenda, deseando ver como responde mi cuerpo, y mi cabeza, al aumento del nivel de exigencia.

Entrenar con los Tigers ayuda mucho. Ese sentimiento de hermandad, y el buen rollo, hace que cada entrenamiento, aunque sea exigente, te arranque una sonrisa.

Y entrenar con lluvia; con ellos, mis tigres, es colores flúor en días muy grises (nunca mejor dicho).

Hoy han tocado veinte series de doscientos metros tras unos kilómetros de calentamiento. Y aunque mi cintilla ha protestado al principio, luego ha desaparecido el dolor.

Hemos acabado las series al “estilo Tiger”, entre bromas y risas, ánimos y choques de manos; por que lo que estamos haciendo nos gusta, nos divierte y nos une y eso, amigos, es de las mejores experiencias que se pueden tener entrenando maratón.

Empieza lo duro…

Seguimos rumbo al 27 de abril.

Qué siga el Rock & Roll.

Y, ahora que Agus no me oye… Hoy me he quedado con ganas de más.

Comentarios

Susi
marzo 7, 2019 a las 3:00 pm

Ánimo chicas …. estais en el mes de carga de Kms …. Todo Cuenta!! TODO!!!! Besazos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *